bloggerdiggfacebookmyspaceredditstumbleupontwitteryahoo

A veces me resulta cansado escuchar tonterías. (Pero sólo a veces)
Evidentemente que cada cual puede elegir a sus deportistas favoritos independientemente de la nacionalidad.
¡Faltaría más!
Creo que hasta está reconocido en la constitución.
Este país es así.
Siempre ha habido gente que animaba a Hamilton y se alegraba si perdía Fernando Alonso, que saltaba de alegría cuando Tony Rominger se escapaba de Miguel Indurain (y que se entristecía cuando a unos kilómetros Indurain lo alcanzaba nuevamente)… gente que disfruta cuando pierde el Madrid o el Barça contra el Oporto o el Panathinaikos o el equipo de turno del que no sabe nombrar ni a dos jugadores…. Siempre ha habido quien se alegraba de la caída de Dani Pedrosa y sonreía de satisfacción al ver subir al podium a Valentino Rossi… quien festejo que a Carlos Sainz se le averiara el coche a pocos metros de la meta o que no entrara el último lanzamiento de Gasol o que repetía sin cesar que España nunca pasaba de cuartos… que es que el (o ella o ello) era de Brasil… ¡Vamos! De toda la vida… ferviente seguidor de la ‘canarinha’… siempre ha habido (y habrá) gente que salta y vibra de emoción cuando Rafa Nadal pierde contra Novak Djokovic (aunque sigan sin saber pronunciar su nombre correctamente y desconozca como se dice “pelotas” en Serbio)
Siempre ha sido así… y sé que no debe extrañarme. Vivo en un país en el que de vez en cuando los tontos babean con cualquier cosa de fuera, incapaces de darse cuenta del esfuerzo de ese que vive en su país, o en su ciudad, o en la calle de al lado o en su mismo edificio.
Lo dicho… es que a veces me resulta cansado escuchar tonterías.
Dedicado a Rachel Carey.

 

Orgullosa de los DEPORTISTAS ESPAÑOLES

Orgullosa de los DEPORTISTAS ESPAÑOLES

Si queréis opinar (o averiguar) a que c*ñ* viene este post…

http://www.facebook.com/agustin.castellote/posts/2020428842971?notif_t=feed_comment_reply

Share Button